viernes, 28 de agosto de 2015

La gestión del transporte escolar, ese oscuro objeto de deseo

Le faltó tiempo a Ramón López Cabrera para intentar pescar en río revuelto, y es que la verdad que en este momento la delegación local de la FAPA Gabriel Miró se juega mucho, poco a poco ha ido perdiendo peso en la gestión del transporte gestionado por las AMPAS y en general en la representación de las asociaciones de madres y padres de alumnos que se han ido cortando por la suya y desde 2011 organizándose en la Plataforma AMPAS Torrevieja. Aquello que comenzó con el trasporte escolar no oficial, al parecer finalizará de la misma forma, con el mismo transporte.
Ramón, ese hombre sin hijos en edad escolar que aún sigue siendo presidente de la Federación de AMPAS y que en mayo “renuncio a ser padre” para poder presentarse como número seis de Ciudadanos por Orihuela, tras la estampida de Mónica Lorente y Pepa Ferrando ya no tenía lugar en el PP oriolano, del cual también fue candidato, se deja caer por Torrevieja para arengar a las madres y los padres a la revuelta con el único y avieso fin de cambiar el modelo de ayudas al transporte escolar a subvencionado, con la excusa de que de ser así el consistorio podría adelantar la cuantía de la subvención a la entidad gestora, en este caso la delegación de la FAPA Gabriel Miró con Patricia Muñoz, firmante de la petición de indulto a Hernández Mateo en su condición presidenta del AMPA del CEIP Amanecer.  Y es que señoras y señores es muy fácil cabrear padres  que tendrán que pagar, a nadie le gusta, para que te haga el trabajo sucio y volver a poder hacerte con el poder, y las perricas, que puede dar la gestión del transporte. De algún lado deben sacar estos señores de la FAPA porque el invento del banco de libros, que llevaba una subvención de 9.000 euros debajo del brazo para según me indican pagar el sueldo de Patricia, no ha llegado a buen puerto. SI a esto le sumamos la pérdida de poder general de la Gabriel Miró, mamporrera oficial del Partido Popular y herramienta necesaria para la manipulación de los padres, el casi nulo respaldo de esta Federación en el Municipio de Torrevieja, se les podría achacar eso de que hace mucho frío en la oposición. Pero no puedo porque ellos no tienen carné, ni se meten en política.

Con sólo leer un poco entre líneas y desgranar la información facilitada por unos y por otros se ve clara cuál es la jugada. Que la delegación se convierta en la única gestora del transporte escolar, porque es la única que puede pedir los avales bancarios necesarios, en el caso de que se pudiera, para convertirse en organismo gestor que pueda percibir por adelantado la cuantía de las subvenciones. Este supuesto me han explicado algunos que saben de leyes bastante más que yo es de muy difícil encaje, pero ya sabemos que los del PP y sus cercanos son expertos en bolillos, así que estoy segura que algo se sacarán de la manga para poder obtener ese oscuro objeto de deseo que es la gestión del transporte escolar y si no pueden al menos salir reforzados de este guirigay en el que nos metió Hernández Mateo el día que decidió poner los centros escolares “anca dios” para poder construir y recalificar más y peor.