miércoles, 12 de marzo de 2014

Invisibilizar la protesta


La subdelegación de gobierno plantea un itinerario que alarga el trayecto en casi cuatro kilómetros e invisibiliza a los participantes de la Marcha de la Dignidad de la Vega Baja 

El pasado domingo 9 de Marzo tuvo lugar la última etapa comarcal de la ‘Marcha de la Dignidad 22 M’ organizada por la coordinadora de la Vega Baja, esta marcha tenía en un principio que arrancar desde el municipio de Albatera para unir la Vega Baja con Elche pasando por Crevillente. 

El itinerario planteado por la organización transcurría por la N-340, una carretera cuenta con una vía de servicio por la que los marchantes podrían haber recorrido el itinerario sin ningún peligro y con una mayor visibilidad. Este recorrido fue denegado por subdelegación de Gobierno que sólo planteó como alternativa la salida desde Crevillente atravesando el campo e invisibilizando a los manifestantes que como toda compañía tuvieron a los agentes de la Guardia Civil, que mientras caminaban a su lado, comentaban lo absurdo de este itinerario plagado de obstáculos que acabó con el accidente de una de las caminantes quien tuvo que ser trasladada al hospital donde tuvieron que escayolar su pierna derecha debido al traumatismo.

Ni las piedras del camino, ni el absurdo trayecto desalentaron a los manifestantes que tras más de tres horas y 14,6 kilómetros llegaron a Elche para reunirse allí con la columna del Baix Vinalopó, que habría partido a una hora similar desde Santa Pola para cumplimentar lo que para los bajo vinalopenses sería la primera de las etapas que llevarán esta parte de la columna del mediterráneo hasta Madrid.

Ayer lunes las columnas de la Vega Baja y el Baix Vinalopó se unieron a los caminantes de Alicante en la localidad de ASPE, donde fueron recibidos por el alcalde (EUPV) y pasaron su primera noche de descanso junto a los compañeros de la dignidad en marcha, otro de los colectivos participantes en esta columna del mediterráneo.