domingo, 4 de julio de 2010

Un Argentino el día después de que han sido eliminados del Mundial

Ayer os contaba como se prepara un argentino para ver un partido del mundial. Hoy con mucho dolor en el alma os contaré se pasa el día posterior a la derrota. Si bien en otras ocasiones  ni bien terminar el partido el teléfono no para de sonar y parece que en vez de hacer ring ring, hace: ole, ole, ole, ole, llamadas de amigos y familiares para comentar el encuentro las jugadas, los goles y compartir la euforia. Después de perder Argentina el teléfono queda mudo, no hay llamadas para compartir el dolor, eso es algo que se hace en solitario. Ya vendrán las conversaciones sobre por que no sacaron a este u aquel, lo malísimo que es el entrenador, criticarán al árbitro y a los jugadores, etc. Pero este es el momento del dolor, de las caras tristes, de una pena en el alma que es difícil de explicar por que al fin y al cabo diréis que es solo un partido de fútbol. Pero para los argentinos es mucho más, es la reivindicación del pueblo, es por los pibes que no tienen nada, es el orgullo de ser argentino al menos por un momento en un País que pocas veces te da la opción de estar orgulloso. Y creo que no es el momento de explicar que el orgullo nacional argentino no está en un partido de fútbol, porque hoy, mi parte argentina está tan dolida como la de todos los argentinos que ayer lloraban, puteaban y se cagaban en DIOS (Maradona). Al menos con esto de llevar 18 años en España, tener hijos y familia española tuve la oportunidad de festejar. Por que lo mío es demasiado, ya raya la esquizofrenia, por que siento igual unos colores que otros. Y ayer estuve a punto se sufrir un infarto con el partido de España, hoy solo me queda escribir, por que ya no tengo voz de tanto putear a Maradona, al árbitro que pitó a España y salir a la calle a festejar que España al fin pudo vencer al fantasma de los cuartos de final y ser uno de los cuatro semifinalistas. Así que ahora solo me oiréis gritar (al menos hasta dentro de cuatro años): VAMOS ESPAÑA CARAJO!!!!