viernes, 2 de julio de 2010

Pensamientos

Hoy me di cuenta de lo incondicional del amor, y de su a veces devastadora eternidad. Hoy me di cuenta que soy capaz de amar hasta que me duela el alma y las ganas se hagan tempestad. Hoy me di cuenta de que una sonrisa tuya vale más que un cuadro de picasso y que tu felicidad refuerza mis días. Quizás recién hoy me he dado cuenta que te amo.